El Club

La Universidad Nacional, recién había derrotado al Guadalajara en la final de Torneo de Clausura 2004 obteniendo así su cuarto título Nacional, además ganaban la copa de Campeón de Campeones al Pachuca por goleada, sólo faltaba la cereza del pastel, y esa llegaría el 31 de Agosto del 2004 cuando le ganaban y de paso amargaban la presentación del Real Madrid ante su afición al alzarse con el trofeo Santiago Bernabéu gracias a un golazo de Israel Castro.

Los Pumas lejos de encerrarse en el mítico estadio “merengue”, fueron y propusieron el partido, sabiendo que es un escaparate ideal para mostrarse en Europa. La universidad Nacional impuso su estilo una buena parte del partido y practicaron un fútbol de gran calibre.

Fue hasta el minuto 70 de juego, cuando una gran jugada entre José Luis López e Israel Castro abría los cartones en el estadio Santiago Bernabéu, generando que la hinchada auriazul explotara de emoción, pues parecía un sueño hecho realidad marcarle un gol a ese coloso del balompié mundial, no era un sueño, realmente había caído el gol.

Israel Castro recibió la pelota y conectó un potente disparo que no dio opción al arquero César Sánchez, quien sustituyó al titular Iker Casillas. En el campo del Madrid, estaban las figuras “Galácticas” cómo David Beckham, Zinedine Zidane, Luis Figo y Michael Owen.

El equipo “merengue” no logró conectar buenas jugadas durante la primera mitad, ante la presión y movilidad de los de la Universidad Nacional. La única oportunidad clara del Madrid, llegaba gracias a Juanfran Torres; aunque el portero de los Pumas, Sergio Bernal, no tuvo problemas para detener esas incursiones y otras más de Beckham y Santiago Solari, hermano del jugador Esteban Solari que jugaría años después con los del Pedregal.

El fichaje del Madrid para esa temporada sería el inglés, Michael Owen, quien estuvo intermitente y defraudó a la afición “merengue”. Jugó media partido, ya que tuvo que partir junto con Beckham para unirse a la selección de Inglaterra, que disputaría un partido de clasificación para el mundial de Alemania. Los dos ingleses fueron sustituidos por las estrellas, Zinedine Zidane y Luis Figo, pero Real Madrid apenas y mejoró.

Los Pumas, lejos de encerrarse después del gol, siguieron atacando al cuadro de la “Casa Blanca” y tuvieron varias oportunidades para rematar el partido temprano; sin embargo el guardameta Cesar, evitaría una debacle de tintes épicos para los españoles.

Hugo Sánchez, héroe de leyenda que alguna vez vistió la casaca merengue levantaba el Trofeo Santiago Bernabéu y sería aplaudido por los aficionados que asistieron al encuentro aquel día.