LA OPINIÓN AZUL Y ORO | Clausura 2017
LaUdeM


“QUIEN NO HACE LOS GOLES, LOS VE HACER”.



En la opinión anterior, hablábamos de que en el fútbol la justicia no existe, Pumas fue muy superior al Guadalajara el sábado pasado; sin embargo, no fue efectivo a la hora de concretar y se llevó la derrota de la Perla de Occidente. Este domingo la historia se repitió, pero ahora para los del Cruz Azul, quienes fueron claros dominadores del encuentro ante Pumas; sin embargo, no supieron culminar sus oportunidades como si lo hizo, y de gran forma, Nicolás el “Bombardero” Castillo, para darle tres puntos al cuadro del Pedregal y de paso quitar ese dominio que tenían los cementeros sobre los Pumas en el Olímpico Universitario.

No sé ustedes, pero Pumas lució muy diferente a la semana pasada. Me preguntó cuál sería el motivo para mostrar este rendimiento, pero las cosas no funcionaron de acuerdo a las expectativas. Lo que sí sé es que Juan Francisco Palencia tendrá que arreglar los desperfectos durante la semana para enfrentar al León de visitante y así evitar ser superados por el equipo rival.

Me gustó el carácter que mostró el técnico felino en su decisión de sacar a Gerardo Alcoba de la defensa central y colocar a un joven como Pablo Jaquez en su lugar. No creo que el cambio se debiera a un malestar de Alcoba, pues éste se mostró sorpresa al momento de la sustitución.

Creo que el movimiento fue debido a que el central no está pasando por un buen momento futbolístico y el partido no estaba para dar ventajas al rival por lo cual Jaquez, al ser un jugador juvenil, le dio esa fuerza que necesitaba Pumas para contra restar el agobio celeste. Pablo demostró también, que en “Cantera” hay elementos que pueden defender dignamente la zaga auriazul, generando competencia interna por los puestos titulares.

Nicolás Castillo demuestra, por segundo partido consecutivo, que es una excelente contratación del Club Universidad. Que gran gol hizo, digna de crack mundial, una lástima que haya sido expulsado porque no sólo le dolerá a Pumas el próximo sábado ante el León sino al mismo espectáculo que podrían dar estas dos escuadras en Guanajuato.

El jugador chileno muestra un gran ímpetu en cada jugada que disputa. Goza de una velocidad digna de un felino al momento de cazar a su presa. Los movimientos que hace sin balón son magníficos, y la técnica individual exquisita, esperemos que el “bombardero” nunca deje esa intensidad y esperemos que sea el primero de muchos goles con los Pumas. Felicidades.

La nota nefasta la dio Gabriel Peñalba, una aberración lo que hizo al escupir a Nicolás Castillo. No escarmienta en cabeza ajena con la acción de Novaretti la semana pasada contra Lozano. Sin embargo, el jugador de Cruz Azul se fue expulsado, aunque no por esa acción, sino por una jugada donde la tarjeta roja parece más una compensación que la gravedad del puntapié que lanzó.

Una lástima el arbitraje mexicano, misma que no sale del hoyo desde hace ya bastante tiempo, ahora tendrá que juzgar la queja del Universidad por ese escupitajo (donde existe un video claro de la acción), de parte del jugador de Cruz Azul y podremos ver si son ecuánimes con sus decisiones o de plano seguirán siendo los mamarrachos que han demostrado ser desde bastante tiempo ha.

Bien por la victoria de los Pumas. Tal vez no fue como todos hubiéramos querido, pero a diferencia de Cruz Azul, fueron efectivos en su ataque y eso importa más que llegar muchas veces porque el futbol se gana con goles, no con aproximaciones. Palencia tiene mucho trabajo por hacer y más porque no contará con Castillo, aunque posiblemente Matías Britos regrese a las canchas, pero de no ser así, es la oportunidad perfecta para que Santiago Palacios levante la mano y demuestre que en “Cantera” también hay jugadores delanteros que puedan dar la cara por el Universidad Nacional.

Venga Pumas Hasta la Victoria Siempre”