El clásico más pasional del fútbol mexicano llegaba en la fecha 3 del torneo Apertura 2017. América recibía a Pumas en un horario inusual para este tipo de partidos de alto riesgo. Las gradas comenzaban a llenarse poco a poco mientras las acciones dentro del terreno de juego comenzaban con gran ímpetu.

Al minuto 5 Nicolás Castillo avisaba con un disparo que se iba a un costado de la portería de Marchesin. El jugador chileno acarreo la pelota desde casi medio campo y se tuvo la confianza para sacar el fogonazo a pesar de tener por un costado a Formica prácticamente solo.

Al minuto 12, de nuevo Nicolás Castillo avisaba sus ganas de marcar un gol fuera del Olímpico. Esta vez de tiro libre el chileno hacía trabajar a Marchesin. El grito de gol se ahogaba en la grada auriazul.

Al minuto 21 América que no había tenido ninguna jugada de peligro aprovechó un descuido de la defensiva auriazul, en especial de José Carlos Van Rankin quién se perdió totalmente, como casi en todos los goles que ha recibido Pumas en los últimos partidos, y Oribe Peralta, con una gran recepción bombeo a Saldívar, quien nada pudo hacer para detener el balón. América 1 – Pumas 0.

América dominaba las acciones entonces. Pumas no encontraba cómo reaccionar ante el ave que quería picar de nuevo. Sin embargo al minuto 35 una jugada por derecha entre Formica y Calderón rendía frutos con un gol de Nicolás Castillo. El chileno aprovechaba un disparo descompuesto de Formica y con la testa mandaba el esférico al fondo de las redes. El Estadio Azteca explotaba en el gol. América 1 – Pumas 1.

Al minuto 44 el árbitro le regalaba un penal al América, algo inusual para éste equipo patrocinado por Televisa. Silvio Romero cobraba a lo “Antonin Panenka” y Alfredo Saldívar detenía el disparo para que después Castillo mandara el esférico hacía tiro de esquina… Justicia Divina. Terminaba una vibrante primera mitad.

Para el segundo tiempo los equipos salían más precavidos. Ambos buscaban el área pero con cierta timidez. América tenía las oportunidades con sensación de más peligro que los Pumas, quienes esperaban algún contragolpe o jugada a balón parado que cambiara los cartones.

Al minuto 64 Néstor Calderón hacía trabajar a Marchesin con un gran disparo que el argentino mandaba hacía el tiro de esquina. Pumas comenzaba a avanzar líneas tratando de incomodar al América que mandaba sus primeras modificaciones.

Al minuto 69 América le daba gracias a los dioses del estadio cuando Nicolás Castillo remataba de bolea; sin embargo, Velázquez se interponía para mandar a tiro de esquina.

Al minuto 80 América vuelve a recibir un regalo del arbitraje mexicano marcándole un penal. Domínguez aceptaba el regalo del árbitro Miranda y hacía valido el penal.

Pumas no se pudo levantar de la cuchillada y perdió el clásico ante América.

COMENTARIOS...