Redaccion:
Marzo|19|2017.

Llegaba el partido que para dos naciones es el más importante de todos los que deban jugar. Un clásico donde no importa las diferencias entre carteras, ni entre canteras, no importa la tabla general, no importan los campeonatos, no importa nada más que el ORGULLO.

Pumas, en el papel llegaba mejor al partido. América llegaba al partido como siempre llega a estos clásicos, con la polémica en sus espaldas.

El partido comenzó con fuerza. Ambas escuadras buscaban con intensidad el gol que abriera el marcador. Por un lado, América con el futbol desequilibrante de Domínguez y por el lado de Pumas por el costado izquierdo con Gallardo.

Pumas tuvo la más clara al minuto 23 cuando Nicolás Castillo remataba sólo frente a la portería defendida de Marchesin. El chileno recibió la pelota en un cabezazo de Gallardo, pero al momento del remate conectó mal el esférico que se fue por encima de la portería americanista.

Un minuto después América tuvo su oportunidad en un gran cabezazo de Oribe Peralta después de un tiro libre cobrado por Romero.

Al minuto 32. Oribe Peralta abría el marcador después de un gran pase filtrado de Laimez. El “cepillo” fusiló al “pollo” Saldivar, quien a pesar de estira la mano, el esférico llevaba una gran velocidad.

Pumas intentaba entonces lograr el empate. Pero la defensa del América se revolvía bien atrás. el árbitro agregaba un minuto. América lograba anotar el segundo en pies de Oribe Peralta, quien cometía una falta previamente jalando del brazo a un defensa auriazul. Oribe enfrentó a Saldivar, quitándoselo y rematando a gol. Pumas 0 - América 2.

Para la segunda mitad. Pumas buscaba acortar el marcador, pero abusaba del pelotazo. Al minuto 52 Nicolás Castillo ésta vez no fallaba y con gran cabezazo mandaba la pelota adentro de la portería Americanista. Un minuto después de una supuesta falta en contra de un jugador azul crema, Pumas tomaba la pelota y con gran pase de González a Van Rankin quien controlaba y mandaba un gran centro para que Castillo definiera perfectamente.

Pumas tenía el momento del partido y encimaba al América quien a base de pelotazos buscaba oxigeno por la presión auriazul. Al minuto 64 Pablo Barrera se metía al área y sacaba un disparo mordido que Marchesin salvaba a tiro de esquina.

Al minuto 67 Nicolás Castillo anotaba el segundo gol de Pumas después de un gran contraataque que comandó Pablo Barrera quien pasó a Castillo y éste de larga distancia remataba para superar a Marchesin. El Olímpico explotaba entonces. Pumas 2 – América 2.

Pumas insistía y lograba inquietar la portería azul crema. Uno tras otro Marchesin salvaba su portería. Primero Cortés y después Verón. La cabaña del equipo de la empresa hacedora de ignorancia se tambaleaba.

Al minuto 83 Cecilio Domínguez anotaba el tercero para el América después de una gran descolgada. El chileno conseguía batir la portería de Saldivar quien a pesar de la estirada nada pudo hacer para detener el disparo del americanista.

El partido subía de intensidad y Pumas ahora buscaba con todo el empate, pero nada pudo hacer por conseguir la hazaña. Se terminaba un gran partido.

COMENTARIOS...